Infusión para ayudar a combatir la Cistitis e infecciones Urinarias

¡Hola amigos! ¿Cómo están? En el día de hoy les traigo una Infusión súper eficaz para ayudar a combatir los dolores que nos provocan las infecciones de orina o las cistitis.

 SIEMPRE ACUDIR A UN MÉDICO, esta infusión está basada en mi experiencia, y por lo tanto es subjetiva .

Después de esta aclaración comenzamos en 3..2..1

¿Qué vamos a necesitar?

  1. Una olla mediana
  2. Menta seca o fresca
  3. 2 cucharadas de anis
  4. Agua

 

Paso a paso:

Propiedades:

  • Desinflamatoria: reduce la irritación en las vías urinarias
  • Favorece la eliminación de líquidos corporales acumulados.
  • Ayuda a frenar la diarrea.
  • Disminuye el dolor de regla (menstruación)
  • Ayuda a tener los periodos más regulares en nuestro ciclo menstrual.
  • Alivia los espasmos gastrointestinales.
  • Es sedante, aplaca nuestro sistema nervioso.
  • Estimula la producción de leche en madres lactantes.

 

Recomendaciones:

  • Siempre acudir a un médico y preguntarle vuestro caso.
  • NO consumir más de tres tazas diarias.
  • Ingerirlas después de las comidas.
  • No tomarla muy sobre la hora de dormir, ya que es muy drenante y se pasaran toda la noche en el baño.

 

¡¡¡Espero que les ayude tanto como a mí me ayudo!!

ABRAZOS DE BIENESTAR,

KATHY´S TEAS

PD: Quiero dejarles con un trozo de un poema de Marianne Williamson:

“Nuestro temor más profundo no es que somos meramente idóneos.

Nuestro temor más profundo es que tenemos poder más allá de toda medida.

Es nuestra luz o nuestras tinieblas, lo que nos atemoriza.

Nos preguntamos, ¿quién soy para ser brillante, maravilloso, talentoso y fabuloso?

En realidad, ¿quién eres para no serlo?

Sois los niños de Dios.

Si actuáis de forma pequeña de nada le sirven al mundo.

No es un acto iluminado encogerse para que las otras personas a vuestro alrededor no se sientan inseguras.

Hemos nacido para manifestar la gloria de Dios que se halla en nosotros.

No en algunos de nosotros está en todos.

Y cuando permitimos que nuestra propia luz brille, inconscientemente le damos permiso a la otra gente para que haga lo mismo.

A medida que nos liberamos de nuestro propio temor, nuestra presencia automáticamente libera a los demás”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *